Written by 4:00 pm NACIONAL

Petro gana si se aprueba o se hunde su reforma pensional

El controvertido anuncio de querer subir el umbral de cotización despertó todo tipo de especulaciones.

El presidente Gustavo Petro confirmó, que en una alocución en contravía del acuerdo al que llegó con senadores del Partido Liberal y La U, que en su reforma pensional (que ahora debatirá la Cámara) buscará que el umbral de cotización en Colpensiones no sea de 2,3 salarios mínimos, sino de 4 SMLV. Se trata de un punto central y si se quiere neurálgico alrededor de la discusión.

En juego está el manejo de billonarios recursos (con la propuesta de Petro, el 95% de trabajadores cotizaría en Colpensiones) y la Cámara, donde el mandatario sí goza de mayorías, será un escenario determinante para el futuro pensional del país. Sin embargo, el cambio de opinión de Petro, que para congresistas de oposición no es más que un ‘conejo’ que pone en entredicho la palabra del primer mandatario, ha desatado todo tipo de especulaciones y comentarios en los mentideros políticos.

Entonces, ¿qué busca el jefe de Estado con su anuncio? Por un lado, están quienes, curtidos en la política, aseguran que el mandatario –ahora en Cámara y con mayorías– seguirá dándose la pela por lograr subir el umbral de 2,3 y, en medio de las negociaciones, se la juega desde ya un tope de 4 salarios mínimos consciente de que, como ocurrió en Senado, paulatinamente irá bajando.

Por otro lado, están quienes van más allá y desde ya vaticinan una osada, pero estratégica jugada ideada desde Casa de Nariño: que Petro hunda a propósito su propia reforma. ¿Es una maniobra sensata?

“Yo creo que Petro estaría buscando con ese umbral tan alto (4) que se caiga la reforma pensional y así conseguir lo que está haciendo con la frustrada reforma a la salud: sacarla por decreto y demostrar, supuestamente, que es el mejor camino. Con eso, nos hace quedar mal a los congresistas al señalarnos de ser incapaces de llegar a acuerdos y contribuyendo a su narrativa de que el Congreso paraliza sus reformas y hay bloqueo institucional. Con eso, consigue, además, darle combustible a su constituyente y somos nosotros los que quedamos como un zapato”, explicó un senador del Partido Liberal.

Al margen de las lecturas de cada quien que no dejan de ser vaticinios políticos lanzados al hervor del debate, lo cierto es que la patraseada de Petro causó un profundo malestar entre los congresistas que desde el propio Senado auguraban que el presidente cambiaría de opinión y que su acuerdo no fue más que circunstancial mientras conseguía destrabar el proyecto en Senado.

Restan menos de dos meses para que concluya la actual legislatura y está por verse si lo de Petro al desafiar a los liberales y subir el umbral de cotización terminará sepultando su reforma o será una osada estrategia que permita darle un impulso definitivo a su idea de darle un revolcón al sistema pensional y, por ahí derecho oxigenando su ideal constituyente.

Visited 10.004 times, 1 visit(s) today
Cerca de