Written by 3:51 pm INFORME

Un viaje en el tiempo a través de la música en vinilos

La producción de vinilos nunca tuvo una fecha de finalización definitiva. A lo largo de su historia, han sido y siguen siendo una parte importante de la industria musical, tanto para los coleccionistas y aficionados como para aquellos que buscan una experiencia auditiva única y auténtica.

En la era digital en la que vivimos, donde la música se reproduce con un simple clic, ha surgido un fenómeno nostálgico que ha revitalizado una forma clásica de disfrutar de la música: los vinilos. Estos discos de vinilo, que alguna vez fueron la principal forma de escuchar música, han experimentado un renacimiento en los últimos años, atrayendo tanto a los amantes de la música más tradicionales como a una nueva generación de melómanos.

La historia de los vinilos se remonta al siglo XIX, cuando Thomas Edison inventó el fonógrafo, el precursor de los tocadiscos modernos. A lo largo del siglo XX, los vinilos se convirtieron en la principal forma de distribución de música, dominando la industria discográfica y dando lugar a una amplia gama de géneros musicales que perduran hasta nuestros días.

La década de 1980 marcó el apogeo de los vinilos, con portadas icónicas, sonido cálido y la experiencia táctil de elegir y poner un disco en el tocadiscos. Sin embargo, con la llegada de los CDs y luego de la música digital, los vinilos cayeron en desuso, relegados a un nicho de coleccionistas y aficionados.

Pero a principios del siglo XXI, los vinilos comenzaron a experimentar un resurgimiento inesperado. Los amantes de la música redescubrieron la calidad de sonido única que ofrecen los discos de vinilo, así como el arte y la ritualidad asociados con su reproducción. Artistas contemporáneos también comenzaron a lanzar sus álbumes en vinilo, atrayendo a una nueva generación de seguidores.

Hoy en día, los vinilos ocupan un lugar especial en la industria musical, coexistiendo en armonía con los formatos digitales. Las tiendas de discos han vuelto a abrir sus puertas, los coleccionistas buscan ediciones limitadas y los conciertos en vivo ofrecen vinilos exclusivos como recuerdo. Los vinilos no solo representan una forma de escuchar música, sino también una conexión tangible con la historia y la cultura musical.

En un mundo cada vez más digitalizado, los vinilos nos recuerdan la belleza y la autenticidad de la música en su forma más pura. Ya sea que seas un nostálgico empedernido o un recién llegado al mundo de los vinilos, esta resurgencia nos invita a todos a disfrutar de la música de una manera única y atemporal.

El proceso de producción

Este proceso detallado es fundamental para la creación de los vinilos y contribuye a su característico sonido cálido y auténtico.

Masterización: El proceso de grabación en vinilo comienza con la masterización de la música. El ingeniero de sonido ajusta los niveles de volumen, la ecualización y otros aspectos técnicos para lograr la mejor calidad de sonido posible.

Corte de la matriz: Una vez que la masterización está lista, se crea una matriz maestra que se utilizará para grabar la música en los vinilos. Esta matriz es un disco de aluminio recubierto con una capa de laca sensible al calor.

Corte del surco: La matriz se coloca en un torno especializado donde se utiliza un láser para cortar el surco en espiral que contiene la música. El láser graba las vibraciones de la música en la laca, creando las ondas sonoras que se traducirán en sonido al reproducir el vinilo.

Galvanoplastia: Una vez que se ha cortado el surco en la matriz, se utiliza un proceso de galvanoplastia para crear un molde negativo en níquel a partir de la matriz original. Este molde será utilizado para crear las copias de vinilo.

Prensado del vinilo: El molde negativo se coloca en una prensa de vinilo junto con un disco de vinilo virgen. Se aplica calor y presión para fundir el vinilo y replicar el surco con la música. Una vez que el vinilo se enfría, se retira del molde y se corta en forma de disco.

Empaquetado y distribución: Finalmente, los discos de vinilo se empaquetan en sus icónicas carátulas y se distribuyen a tiendas de discos y fans de la música de todo el mundo.

Los discos en vinilos más vendidos

Los vinilos continúan siendo una forma popular de disfrutar de la música, y muchos de estos álbumes clásicos siguen siendo apreciados por su calidad de sonido y su valor histórico.

A lo largo de la historia de la música en vinilo, ha habido numerosos álbumes que se han convertido en los más vendidos de todos los tiempos. Algunos de los títulos más icónicos y exitosos en formato vinilo incluyen:

«Thriller» – Michael Jackson: Lanzado en 1982, este álbum de Michael Jackson es uno de los más vendidos de la historia y ha sido un éxito tanto en vinilo como en otros formatos.

«The Dark Side of the Moon» – Pink Floyd: Este álbum de Pink Floyd, lanzado en 1973, es un clásico del rock progresivo y ha sido uno de los vinilos más vendidos de todos los tiempos.

«Rumours» – Fleetwood Mac: Este álbum de 1977 de Fleetwood Mac es otro de los títulos más vendidos en vinilo, con sus icónicas canciones y armonías vocales.

«Back in Black» – AC/DC: Este álbum de 1980 de AC/DC es uno de los vinilos más vendidos en la historia del rock, con himnos como «You Shook Me All Night Long».

«Abbey Road» – The Beatles: Este clásico álbum de The Beatles, lanzado en 1969, ha sido uno de los vinilos más vendidos de la banda y de todos los tiempos.

Visited 15.686 times, 1 visit(s) today
Cerca de