Written by 11:40 am BARRANCABERMEJA, PUERTO WILCHES, SABANA DE TORRES, SANTANDER

Golpe de sequía en la fauna del Magdalena Medio

La fauna silvestre de los ríos Sogamoso y la ciénaga El Llanito, en el Magdalena Medio santandereano, fueron las más afectadas por los bajos niveles de sus caudales durante la temporada seca, que en esta zona del país se sintió con rudeza en los tres primeros meses del año.

La región del Magdalena Medio no fue ajena a los efectos producidos por la sequía y el fenómeno de El Niño que azotó a esta zona del país en los primeros tres meses del año. Esta región, que abarca partes de los departamentos de Antioquia, Boyacá, Santander y Cesar, es conocida por su rica fauna, que incluye numerosas especies de aves, mamíferos y reptiles, muchas de ellas endémicas o en peligro de extinción.

La escasez de lluvias golpeó de forma silenciosa la vida silvestre en esta zona del país.

“Se disminuyeron los desembarcos pesqueros en los principales centros de acopio, al interrumpir los procesos migratorios y reproductivos de las especies reofílicas; para esta fecha se lleva a cabo la primera “bajanza” reproductiva por lo general ocurre para los meses de marzo, abril y mayo; no obstante, las lluvias que se han presentado son muy pocas y las especies aprovechan el aumento del caudal para desovar; este fenómeno repercutirá en los desembarcos del año entrante”, explicó Felipe Guerra, director de la Autoridad Nacional de Pesca en el Magdalena Medio, Aunap.

Las especies afectadas son el bocachico, el bagre rayado, el nicuro, el capaz, el comelón y la vizcaína, animales de mayor importancia pesquera y comercial.

Como en el Magdalena, especies del río Sogamoso que recorre municipios como Sabana de Torres y Puerto Wilches (Santander), también se vieron afectadas. Esto, según James Murillo, director de la Fundación Cabildo Verde, obedeció al extremo verano que se acentuó con otros factores como la intervención del hombre en la cuenca hídrica y el impacto de la Hidroeléctrica Sogamoso.

“Se baja el río y se crearon las playas de arena, llegaban peces, las tortugas y las iguanas y las babillas a desovar y en cualquier momento, Isagen requiere más generación de energía; entonces abren con puertas para poder generar más energía y esas playas se llenan de agua y los huevos de todos los animales que desovaron ahí se perdieron (…) los animales saben que hay una temporada seca y genéticamente se han prediseñados hacer sus procesos biológicos de reproducción, pero como ya cambiamos toda la dinámica, se impacta directamente a las especies que dependen de este ecosistema”, explicó.

Otra de las situaciones críticas, se registró en la ciénaga El Llanito de Barrancabermeja, que también conecta con el Sogamoso y hace parte del área de impacto de la Hidroeléctrica. Allí, según los pobladores el cuerpo de agua se secó en más de un 70% y a hoy, sus niveles solo alcanzan los 30 centímetros.

“Hay toda una serie de factores que han provocado la sedimentación, más el efecto del verano, que han hecho que hoy la ciénaga El Llanito solo tenga 30 centímetros de profundidad. Para el caso de los peces entramos en un nivel de crisis, porque el sedimento ha tapado los alimentos naturales y hay una cantidad de peces que no crecen”, dijo Juan tercero Gamarra, líder de los pescadores en El Llanito.

Según un estudio realizado por el Instituto Humboldt, solo en la Cuenca baja del río Sogamoso, se ha identificado el hábitat de 91 especies de peces, entre ellos el blanquillo, el bagre, el bocachico, entre otros.

Visited 9.907 times, 1 visit(s) today
Cerca de