Written by 1:00 am OPINIÓN

Colombia en Copa América

Hacía mucho tiempo que la selección Colombiana de Fútbol no daba tantas alegrías al pueblo colombiano, muchos años de sequías de triunfos y de buen juego, que a la postre derivaron en decepciones y vituperios para los jugadores que siempre se esfuerzan por ser los mejores.

Por: Alberto Rafael Cotes Acosta | El país está en modo Copa América, y está gozando de la alegría que hoy nos brinda la selección de mayores. Falta que le hace a este país, esa clase de alegrías, ante tanta desazón, generada la mayoría de las veces – en mi opinión – por ciudadanos huérfanos de poder, que utilizan la tergiversación, la mentira, los montajes, las verdades a media, mantener a los colombianos, no solo expectantes, sino lleno de miedo, de odio, de asco y de todas esas sensaciones, que los políticos saben aprovechar.

Pero bueno, me salí del tema, estamos es en modo Copa América y Selección Colombia. Los Colombianos siempre estamos esperando el momento de la debacle, esperando en que momento es que nos van a decepcionar y van a perder de la forma más inapropiada posible, ante el rival menos fuerte y en el momento menos preciso. Creo que ninguno puede negar, que en algún momento antes del partido del 6 de junio de 2024 ante el seleccionado de Panamá, se le cruzó por la mente la posibilidad que perdiéramos y quedáramos por fuera del campeonato.

Pero esta camada de jóvenes, comandado por un ya veterano James Rodríguez, de alguna manera renovado, quizás por la espinita que le dejó tanta mala leche de “periodistas” deportivos malquerientes y técnicos de fútbol que lo relegaron, cuando no lo anularon completamente. Lo cierto es, que hoy por hoy, es él, James Rodríguez, el mejor jugador de la Copa América, de lejos y por encima de nombres como Leo Messi, o Viniccius Junior. Pero, además hoy nos encontramos con gratas sorpresas, de jugadores “nuevos” en esta selección, como Richard Ríos, Daniel Muñoz, Jhon Arias, Jhon Córdoba y la consolidación de jugadores con algo más de experiencia, como Luis Díaz, Matheus Uribe o Davinson Sánchez.

«Cuanto más difícil es la victoria, mayor es la felicidad de ganar”: Edson Arantes do Nascimento (Pelé)

Se vale soñar, a partir del juego de ayer, la competencia es más difícil, no solo por la envergadura de los rivales: Uruguay en un gran presente, y si se pasa ese escollo Argentina, campeona del Mundo y la selección de Messi, con todo lo que eso implica para el espectáculo, y aunque duela decirlo, lo que implica para el Balance Financiero de la Copa. Y es más difícil, no solo por la calidad de los antagonistas, si no, precisamente porque esas otras variables extra futbolísticas, pesan hoy, y pesan bastante, porque al fin y al cabo, el fútbol es un espectáculo, dominado por una multinacional, que a la larga lo que más le interesa son las ganancias que pueda dejar para sus arcas, y la de sus asociados cada torneo que está bajo su égida.

Así las cosas, no está de más rogar a todos los Santos, para que nuestra selección, no solo logre contrarrestar la “garra charrúa” y la “altivez argentina” que se refleja en que en estas instancias con ellos es “a muerte”, si no que logre superar la mano invisible de la organización para influir en los resultados.

El país se merece ese triunfo, el país necesita ese triunfo. Ojalá se de.

___

*Arquitecto, especialista en evaluación y gerencia de proyectos, especialista en gerencia e interventoría de obras.

X: @a_cotes

Instagram: Alberto_cotes

Tik Tok: @betocotes

Esta columna encierra el pensamiento del autor, en ningún caso es la posición de Río Grande.

Visited 18.789 times, 1 visit(s) today
Cerca de