Written by 1:00 am OPINIÓN

Barranqueños que destacan a Barrancabermeja

En Barrancabermeja la lógica parece paradójica. Lo ordinario es que Barrancabermeja destaque a los barranqueños y no lo contrario; pero lo más curioso, es que cuando un barranqueño por sus acciones positivas, trasciende su lugar de nacimiento o patria chica, los gobernantes no se percatan o conociendo el hecho, se hacen los de la vista gorda.

Por: Hugo Hernando Bernal Vallejo | La verdad, haber nacido en Barrancabermeja es un honor, porque así lo sentimos desde pelaos, por la familia y la necesidad de dependencia cultural con el terruño natal; pero no porque en el colegio lo haya enseñado.

Han sido muchos barranqueños que han tenido reconocimientos por terceros en otros lugares, y desconocidos por propios, motivados por el egoísmo y la envidia, que hace parte de nuestros antivalores culturales.

Primer ejemplo en Boyacá…

En Tunja, 4 de mayo de 2023, En el Salón presidentes de la Gobernación de Boyacá, Ramiro Barragán Adame condecoró al nobsano de 10 años de edad, Fernando José Salcedo Matute, debido a su destacado trabajo en la edición 56, del Festival de la Leyenda Vallenata en Valledupar.

Hace poco en el Festival de la Leyenda Vallenata en su versión 57, 2024: Fernando José Salcedo Matute, a los once años, de Nobsa, Boyacá, fue elegido rey infantil. Luego de ganar la corona regresó a su natal Nobsa, en el departamento de Boyacá, donde fue recibido con una caravana en la que recorrió el municipio, anunciando así el triunfo obtenido en la máxima competencia de acordeoneros, la alcaldía le hizo un reconocimiento.

Los concejales también aprobaron que el rey vallenato, fuera condecorado con la Cruz de San Jerónimo, la máxima distinción a los nobsanos que obtienen grandes logros a nivel nacional, el reconocimiento entregado en las sesiones de la institución.

Segundo ejemplo, Casanare…

La Gobernación del departamento de Casanare, por otro lado, condecoró a Jhon Emiliano Olmos Prieto, quien logró el segundo lugar en el concurso Acordeonero Infantil, en el 57 Festival de la Leyenda Vallenata, con la Orden al Mérito Cívico ‘Ramón Nonato Pérez’, por convertirse en un ejemplo referente del esfuerzo, la disciplina y dedicación para la niñez y la juventud casanareña.

El gobernador César Ortiz en persona, entregó la medalla que se le da a las personas que representan, y que dejan en alto el nombre de Casanare, por sus sacrificios y por darle logros a al departamento.

La Alcaldía y el Concejo de Maní, municipio de donde nació Olmos, también exaltaron su desempeño en este arte.

En Barrancabermeja…

El 20 de mayo de 2024, terminó la representación de la facultad de ciencias jurídicas de la Pontifica Universidad Javeriana, en la versión 29 de la Inter-american Humans Rights Moot Court Competition; el equipo conformado por Juan Carlos Arcella Barajas y Sarah Sofia Acevedo Montes, compañera de equipo, con preparación de Álvaro Amaya, participaron en rol de Estado, argumentando un caso relacionado con los desafíos de la protección de los derechos humanos, en entornos digitales.

Participaron en dos audiencias, con dos excelentes equipos de El Salvador y los representantes de la Pontifica Universidad Javeriana, fueron reconocidos con el premio al mejor memorial del Estado en español.

Juan Carlos Arcella Barajas, barranqueño de nacimiento, cursa decimo semestre en la Facultad de Ciencias Jurídicas, de la Pontifica Universidad Javeriana y tuvieron una preparación de 1 año para el concurso. Él es hijo del médico internista, también barranqueño, Juan Carlos Arcella Mujica, y de la bumanguesa Mónica Barajas Vargas.

Como barranqueño, es un gran orgullo que un paisano, se destaque y destaque a Barrancabermeja en el mundo, felicitándolo por el mejor memorial del Estado, concurso interamericano de derechos humanos de la American University en Washington D.C.  USA.

La verdad triste e incontrovertible, es que barranqueños de la importancia de Juan Carlos Arcella Barajas, que han tenido logros destacados personales y familiares que trasciende su patria chica, aún su patria grande, no le hagan reconocimiento en la medida internacional de su logro, para que sea ejemplo para los jóvenes de su generación y busquen imitarlo.

El meollo del asunto…

La pregunta obligada sería: ¿por qué en los departamentos de Boyacá y Casanare si se dan estos reconocimientos, a los naturales de esas tierras, aniveles municipales y departamentales?

La respuesta es sencilla: la cultura popular, que es el alma de un pueblo. Boyacá y Casanare son monoculturales y Barrancabermeja es pluricultural. La monoculturalidad, plantea que todas las personas independientemente de sus diferencias, están integradas a la cultura dominante, que se basa en el principio de homogeneidad; la pluriculturalidad, es la existencia dentro de una mismo territorio de diversas culturas, que se integran de maneras diferentes y desiguales, donde no existe el principio de homogeneidad, o al menos estará en proceso.

La cultura popular no es un concepto intrascendente, es la piedra angular del desarrollo de una comunidad. En términos filosóficos, el hombre habita en un mundo simbólico, creado simbólicamente por su espíritu; esto es, el hombre se circunscribe en el símbolo, propia de su humanidad, un ser social con capacidad de razonar, en el marco de una convivencia común de un entorno determinado.

La cultura, desde el punto de vista sociológico, explica que los seres humanos responden a las diferentes situaciones, en el mundo de una manera única de otras especies, porque en el fondo la cultura es una experiencia de vida, y en ellas hace parte las emociones como la envidia y el egoísmo, desencadenantes de situaciones sociales.

En conclusión, la mía, en una comunidad monocultural por el logro de unos de sus miembros todos se alegran, elemento emocional homogenizado. Por el contrario, la pluriculturalidad por la tensión de varias culturas y en proceso de homogenización, que se da a través del tiempo, aparecen emociones de egoísmo y envidia; por eso en Barrancabermeja, cuando un barranqueño se destaca a nivel nacional e internacional, hay criterios encontrados y se hacen los de la vista gorda.

Juan Carlos Arcella Barajas, como barranqueño me siento orgulloso por el logro en la Inter-american Humans Rights Moot Court Competition, de la American University en Washington D.C. (EEUU). Mil felicitaciones y siga mostrado al mundo la casta del barranqaueño.

___

*Abogado, periodista, letrista y gestor cultural.

Esta columna encierra el pensamiento del autor, en ningún caso es la posición de Río Grande.

Visited 20.617 times, 2 visit(s) today
Cerca de