Written by 10:14 pm ANÁLISIS

Prohibición de TikTok en EEUU abre las puertas para su venta

Un dolor de cabeza para cualquier comprador potencial es el Ministerio de Comercio de China, que ha dicho que se opondría firmemente a cualquier venta forzosa de la red social.

El presidente Joe Biden firmó esta semana un proyecto de ley que prohibiría TikTok en Estados Unidos a menos que su matriz china, ByteDance, venda la aplicación. TikTok planea impugnar la ley ante los tribunales, pero si fracasa, la empresa tendrá que encontrar un comprador, y rápido.

Esto plantea la cuestión de quién podría ser considerado por el Gobierno de EE.UU. el nuevo propietario de una plataforma de redes sociales con 170 millones de usuarios y que se está convirtiendo en un competidor de gigantes de las redes sociales como Meta, matriz de Facebook.

La perspectiva de una venta de TikTok podría provocar un potencial frenesí, atrayendo a todo el mundo, desde empresas tecnológicas a minoristas, pasando por empresas de capital riesgo y banqueros de inversión.

Y un dolor de cabeza adicional para cualquier comprador potencial: el Ministerio de Comercio de China ha dicho antes que se opondría firmemente a cualquier venta forzosa de TikTok.

Aún no hay consenso aparente sobre un postor favorito. Pero algunos candidatos parecen más probables que otros, según expertos legales y analistas empresariales.

No esperes que Meta o Google se abalancen

Según los analistas, cualquier intento por parte de un gigante tecnológico con una gran presencia en las redes sociales provocaría inmediatamente una alerta antimonopolio.

Meta está luchando contra una demanda de la Comisión Federal de Comercio que alega que su compra de WhatsApp e Instagram violó la ley antimonopolio de EE.UU., y la comisión está tratando activamente de disolver la empresa.

Google también está luchando contra las demandas antimonopolio del Departamento de Justicia en dos frentes. Éstos están relacionados con sus negocios de tecnología de búsqueda y publicidad, no con su propiedad de YouTube. Aun así, la compañía está bajo un escrutinio tan cercano que sería un mal candidato para comprar TikTok, dicen los expertos.

«Si se tratara de Amazon, Microsoft, Google o Meta, creo que se plantearían importantes problemas antimonopolio», afirma Gene Kimmelman, exfuncionario antimonopolio del Departamento de Justicia. «Si se tratara de Intel, Cisco u Oracle, no lo sé. Si me dijeras que es Verizon, o AT&T, quizá no sea un problema tan grave».

Jasmine Enberg, analista principal de Emarketer, destacó una paradoja: puede que solo los gigantes tecnológicos más grandes y dominantes tengan los recursos para comprar TikTok. Pero puede que sean ellos quienes atraigan el mayor escepticismo normativo.

«Cualquier comprador potencial debe tener mucho dinero y un estómago fuerte», dijo Enberg. «Si bien muchos querrían tener en sus manos el codiciado algoritmo de TikTok, la mayoría de los que podrían permitirse comprar la aplicación no podrían superar los obstáculos antimonopolio».

Antiguos pretendientes tendrían otra oportunidad

Recientemente, Microsoft fue objeto de un gran escrutinio antimonopolio cuando intentó comprar el editor de videojuegos Activision Blizzard en una de las mayores fusiones tecnológicas de la historia. Pero finalmente superó una demanda de la Comisión Federal de Comercio y aplacó a otros reguladores internacionales para cerrar el exitoso acuerdo el pasado otoño.

Tras ese éxito, Microsoft podría tener una nueva oportunidad de cerrar un acuerdo con TikTok. Aunque Microsoft es propietaria de LinkedIn, una red social dirigida a profesionales, no tiene una aplicación como TikTok en su cartera.

Microsoft había sido uno de los pocos contendientes para comprar TikTok en 2020, cuando el presidente Donald Trump impulsó por primera vez una venta. Las negociaciones también habían involucrado a Walmart, quien dijo en ese momento que se estaba asociando con Microsoft en un posible acuerdo.

Ambas compañías abandonaron sus esfuerzos después de que TikTok acordara trabajar con Oracle en el Proyecto Texas, la iniciativa de TikTok para almacenar datos de usuarios estadounidenses en servidores propiedad de Oracle y que pretendía satisfacer las preocupaciones de Seguridad Nacional de Estados Unidos.

Cuatro años después, con el futuro de TikTok en entredicho, también lo está el destino del Proyecto Texas, y eso significa que los que habían expresado anteriormente su interés por TikTok pueden tener otra oportunidad. Y Oracle, también.

Exfuncionario de Trump entra a la contienda

En un movimiento que tomó a muchos por sorpresa, el exsecretario del Tesoro de Trump, Steven Mnuchin, anunció el mes pasado que está reuniendo a un equipo de inversores para comprar TikTok.

Los detalles exactos de la oferta de Mnuchin son confusos, aunque al parecer ha sugerido que un acuerdo podría excluir el potente algoritmo de contenidos de TikTok que ha constituido la base de su popularidad. Eso podría evitar las restricciones a la exportación de algoritmos de recomendación impuestas por el Gobierno chino, pero significaría esencialmente comprar solo la marca TikTok y dejar su activo más preciado fuera de la mesa.

La inusual propuesta ya ha causado el levantamiento de cejas: Mnuchin ayudó a liderar el esfuerzo de la administración Trump para prohibir TikTok la primera vez. Mnuchin ha dicho públicamente que esa experiencia le dio un profundo conocimiento de TikTok y cómo funciona, incluidos los datos que recopila sobre los usuarios.

Que Mnuchin pueda ahora aprovechar ese conocimiento interno para su propio beneficio potencial refleja un conflicto de intereses, dicen algunos críticos.

Sería una «vergüenza si se le permitiera (a Mnuchin) dar la vuelta y utilizar esa información clasificada para enriquecerse aún más a sí mismo y a sus amigos saudíes», dijo el senador demócrata por Oregon, Ron Wyden, a The Washington Post el mes pasado.

La compra de TikTok también convertiría a Mnuchin en rival de Trump, que es el presidente y principal accionista de la empresa propietaria de Truth Social, una plataforma de medios sociales en la que Trump es su usuario más popular.

Otros empresarios que han expresado su interés son Kevin O’Leary, el presidente canadiense de la firma privada de capital riesgo O’Leary Ventures. Al igual que Mnuchin, O’Leary ha dicho que una posible adquisición de TikTok podría tener que excluir el algoritmo de la aplicación. ¿Su oferta inicial? Entre US$ 20.000 y US $ 30.000 millones.

Visited 9.877 times, 1 visit(s) today
Cerca de