Written by 1:00 am OPINIÓN

¡El gran saqueo extranjero!

En Colombia es necesario que todos los proyectos tengan una base científica con carácter democrático con el fin de lograr proyectos seguros y rentables para el país. Las leyes se discuten y se aprueban en el Congreso de la República por los gobernantes que tenemos y elegimos, cuando se tratan de proyectos de sumo cuidado por la parte del impacto ambiental, éstos terminan siendo aprobados sin ningún problema y con poco debate en las diferentes instancias, desconociendo la opinión de las comunidades y de los puntos de vista de algunos profesionales expertos en el tema.

Por: Lenin Ferney Patiño Gutiérrez | Se dilata el debate frente al tema al pasar el tiempo y más aún cuando se pueden perjudicar las inversiones extranjeras; ya que las reales intenciones es el aprovechamiento de los recursos naturales y minero energéticos, a sabiendas que éstos, terminan siendo aprobados sin licencias ambientales por parte del gobierno de turno, en últimas; responsabilidad de todos los colombianos que sin conciencia de lo que hacemos los elegimos.

El gobierno actual, por un lado, habla de paz y por otro lado, atenta contra el patrimonio público, vendiendo empresas de origen estatal y otras que son rentables, finalmente éstos han permitido aprobar la inversión en el país, por ejemplo ahora ya están vendidas la ETB e Isagén, hemos terminado cediendo para favorecer intereses de otros; conllevando a la falta de oportunidades para el desarrollo de nuestro pueblo, este acto va en contravía con un proceso de paz que busca precisamente defender los intereses de todos.

Es una realidad que en Colombia no tenemos un sentido de pertenencia por lo nuestro, ni valoramos nuestras tierras y riquezas energéticas, se seguirá reflejando como al pasar el tiempo vemos más pedazos de tierra foránea por cualquier lado de la geografía nacional, lotes, empresas, campos petroleros, hidroeléctricas, ríos y todo lo que nosotros permitamos ceder.

El Río Magdalena atraviesa Colombia de sur a norte alimentándose de varios afluentes. Nace en el Huila y desemboca en el Atlántico. En el Plan Maestro de Aprovechamiento de Rio Magdalena suscrito en Hydrochina los representantes de Cormagdalena, la entidad nacional contratista del proyecto, y la Agencia Presidencial de Cooperacion Internacional de Colombia, APC-Colombia, Navelena (unión temporal Odebrecht-Valorcon), la empresa concesionaria, en el marco de una alianza público-privada, presentaron en múltiples intervenciones las principales características del proyecto; estos proyectos hidroeléctricos que se están planeando en el país para la cuenca del Rio Magdalena  no tienen en cuenta la interacción de los diferentes ambientes biológicos, geológicos, económicos y sociales.

El Magdalena es un río joven que se caracteriza por su cauce y fuertes pendientes por las montañas andinas lo cual favorece la producción de energía eléctrica; esto desde el punto de vista geológico, es uno de los mayores productores de sedimentos en el mundo, sedimentos ricos en minerales ya que en esta cuenca abunda minerales como esmeraldas, oro, plata, coltán, níquel, cobre, carbón, aluminio, plomo, zinc y unos 50 minerales más.

En el Rio Magdalena desean construir una serie de Hidroeléctricas además aprovechando los lados adyacentes al río, necesitando más agua para poder suministrarle a las plantas, esto terminará finalmente acabando con nuestra fauna y flora por la resequedad de la capa terrestre, este proyecto busca alterar la madre naturaleza del rio con la construcción de una serie de caídas de agua para generar energía eléctrica para llevársela del país o terminar vendiéndola después a nosotros mismos; por qué “bien pingos si somos” y de encime quieren dragar las zonas de mayor interés “zona del Valle Medio del Magdalena” por la alta concentración de sedimentos acumulados de gran interés, en su real naturaleza buscan es engañar al pueblo con los supuestos de prosperidad y desarrollo.

Este proyecto orquestado como plan master de Hydrochina que se estará pensando implementar en el país, concluye recuperando los tramos más representativos aprovechando su dragado y las zonas aledañas al río, además con  siembra de árboles maderables, represas y cascadas para las hidroeléctricas y para el cultivo de peces y todo el dragado del material sedimentado de gran valor económico y estratégico para una nación y nos tienen convencidos que es para recuperar el Rio y hacerlo más navegable para transportar productos de la región, es decir más productivo, a sabiendas que no tenemos productos para exportar, para sacar por la rivera.

“Será por ahí tal cual gajo de plátano por qué ni pescado ya casi tiene el río”. ¿Por qué permitir que otros desarrollen estos proyectos? ¿Qué hay detrás de estos intereses? ¿Realmente les interesa la navegabilidad del Rio Magdalena o en realidad es la riqueza del sedimento? ¿Cuál es el interés de los asiáticos por Colombia? ¿Qué hacer para que esto No siga sucediendo?

En fin, éstas y otras preguntas importantes deben ser parte del estudio de la intervención extranjera y navegabilidad del Río Magdalena; que no se nos haga extraño que en un tiempo no muy lejano tendremos que pagarle a alguna empresa foránea dueña del Río Magdalena para hacer un paseo de olla o para tirar baño un fin de semana.

___

 *Magister en Educación, Licenciado en Matemáticas y Física, Ingeniero de Petróleos, Docente Catedra UIS Barrancabermeja, Presidente Asociación Sindical de Trabajadores y Provisionales de la Educación en Barrancabermeja (ASTPEB)

Esta columna encierra el pensamiento del autor, en ningún caso es la posición de Río Grande.

Visited 17.666 times, 1 visit(s) today
Cerca de